Naturaleza y Personas Altamente Sensibles.

Las personas Altamente Sensibles (PAS) comparten un rasgo de temperamento que hace que sean más reactivas al entorno, ya que procesan de una forma más profunda todo lo que reciben. Esto hace que sientan todas las emociones de forma intensa, que sean muy empáticas (se contagien de las emociones de otras personas), que sean capaces de percibir mejor los detalles y las sutilezas, como los olores, texturas, ruidos, etc. Al mismo tiempo, procesar todo más profundamente, provoca que su sistema nervioso se sature o sobre-estimule de forma más rápida. 

Cuando se encuentran en este estado de saturación o sobre-estimulación, pueden sentirse estresadas, estar cansadas, más irritables, con dolor de barriga o cabeza, ansiedad, más distraídas, con ganas de aislarse, en el caso de los niños, más rebeldes, llorosos, inflexibles, con síntomas físicos, miedosos, etc.

Todos estos síntomas, revelan una activación importante de la rama simpática del sistema nervioso (huir o luchar/sobrevivir). Para poder “descongestionarse” y salir de este estado, las PAS  necesitan la activación de la contraparte parasimpática (relajación, recuperación), justo la que se activa en presencia de los estímulos de los entornos naturales.    

No es de extrañar, que el poder de la naturaleza para ayudar a las PAS a salir del estado de saturación o para prevenir llegar al mismo, haya sido mencionado por los especialistas más reconocidos a nivel mundial en la materia (Elaine Aron, M Pluess, A Freund, entre otros). 

En el mismo sentido, en una serie de entrevistas y escalas realizadas por mi compañera Karina Lagarrigue y yo mismo en 2019, durante la pandemia, entrevistamos a unas 100 familias de personas con Alta Sensibilidad, encontramos que una de las formas más efectivas para prevenir o salir del estado de saturación era exponerse a estímulos de la naturaleza, así fuera dentro de casa, como por ejemplo al sonido del agua (ríos, cascadas, olas). Si quieres mirar el webinar completo sobre pandemia y alta sensibilidad puedes pinchar AQUÍ. 

Así mismo, en una experiencia de Baño de Bosque realizada con un grupo de personas altamente sensibles, en el parque natural Montseny, todos los participantes reportaron un incremento de los estados emocionales positivos (agradables), como el vigor y la afabilidad, así como una disminución de los negativos como la tensión, fatiga, cólera y la depresión (medidos en la mediante a la escala POMS (perfil de estados emocionales).

Experiencia de Baños de Bosque con un grupo de PAS.

Si quieres ver un video resumen de esta experiencia puedes hacer clic AQUÍ

Si quieres saber más acerca de qué son los baños de bosque y cómo pueden ayudar a las PAS, puedes ir a la entrevista que realizamos con Katia Smole guía certificada de terapia forestal pinchando AQUÍ.

Niños y adolescentes Altamente Sensibles y Naturaleza.

Muchas familias me comentan constantemente la diferencia en el estado de humor y el comportamiento de sus hij@s cuando están en entornos naturales. Lo mismo he podido observar cuando he salido con ellos fuera del consultorio. En ese momento ellos son los guías, saben exactamente qué hacer para aprovechar la ocasión.

Lo único que necesitan es nuestro permiso y que estemos allí con ellos, lo demás fluye de forma natural. 

¿Por qué la re-conexión con la naturaleza funciona tan bien con las PAS?

Estudios realizados utilizando la técnica del FMRI, demostraron que el cerebro de las PAS, es más reactivo en general a los estímulos que el de las personas que no poseen el rasgo, pero sobre todo a los estímulos que les generan emociones “positivas” o agradables. El goce y la admiración que puede generar estar inmersos en la naturaleza con todos los sentidos, es mucho más potente y beneficioso para las PAS.

Así mismo la gran empatía, creatividad e intuición de las PAS, hace que puedan reconectarse o sumergirse de forma más fluida en el entorno natural que otras personas.

Las PAS llegan a  conectarse de forma más profunda con los seres y elementos presentes en el entorno. Esto hace que puedan sacar realmente lo mejor de esta experiencia.    

El rasgo de la Alta Sensibilidad también está presente en otras especies. 

La evolución lo ha preservado por buenas razones en nuestra herencia genética (20% de la población). En todas las especies hacen falta individuos que sean más reflexivos, conscientes y que sean más sensibles. No es de extrañar que entre los ecologistas, botánicos, boticarios, médicos, psicólogos, etc., haya muchas personas Altamente Sensibles. Con todo lo que sabemos que está pasando, es ahora cuando más les necesitamos. 

Si te consideras una persona altamente sensible, o tienes un familiar altamente sensible y disfrutas del contacto con la naturaleza, quizás pueda interesarte la Natupsicoterapia.

Te invito a descubrir qué es la Natupsicoterapia y cuáles son los beneficios que puede traer a nuestra salud y bienestar en general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.